Escríbenos

 

 
Restauración de Fuentes y Manantiales en la provincia de Cuenca
 

Criterios de construcción de abrevaderos en el medio natural

 

ABREVADEROS EN FUENTES
 
  • Es conveniente en el diseño de estos proyectos adecuarlos al máximo con la topografía del terreno y con la cubierta vegetal existente. De tal forma, que el movimiento de tierras y el desbroce de vegetación sea mínimo y, a poder ser, inexistente.

  • Se priorizarán los materiales tradicionales para la construcción de fuentes y abrevaderos. Madera, piedra o cerámica serán utilizados siempre que sea posible.

  • Cuando la captación de agua se realice de un manantial natural, es aconsejable dejar libre una parte del caudal. De esta forma se mantendrán las condiciones ecológicas ligadas a esta surgencia de agua. En caso de nuevos sondeos, es recomendable que una parte del caudal se deje correr libremente, recreando de esta forma un hábitat natural y enriqueciendo ecológicamente el paraje.

  • Es interesante –siempre que sea posible- separar lo suficiente la fuente de los abrevaderos. De tal forma que la fuente pueda ser utilizada –en buenas condiciones de salubridad- por las personas, dejando el abrevadero para el uso ganadero exclusivamente. De esta forma se conseguiría que la gente que acude a la fuente para beber no corra los riesgos inherentes de mezclarse con heces ganaderas y otro tipo de parásitos que lleva aparejado el ganado.

  • Deberá procurarse que el diseño de los pilones no sea adecuado para fregar utensilios de cocina. Ya que, pese a la prohibición de hacerlo, todavía existen desaprensivos que friegan sus cacharros en los cursos de agua, con el consiguiente deterioro de la calidad del agua para el ganado y para el medio ambiente en general.

  • Es muy interesante que el fondo de los abrevaderos no sea liso y mucho más recrear en el seno de los pilares pequeñas oquedades. Ambas medidas ayudarán a la fauna acuática a resguardarse de las agresiones exteriores y contarán con un nicho óptimo para reproducirse y protegerse.

  • Los aliviaderos de fondo de los pilones deberían estar unos centímetros por encima de la rasante del fondo. De tal forma que en las operaciones de vaciado y limpieza de los abrevaderos, no se eliminara por completo esa pequeña capa de limo, donde se encuentra buena parte de las puestas y de pequeños invertebrados acuáticos. Esta delgada lámina no merma significativamente la capacidad de embalse del abrevadero y su valor ecológico es importante.

  • Es fundamental facilitar el acceso y la salida de los animales en los abrevaderos. Para conseguirlo alguna de las medidas que se pueden adoptar son: dejar la cabecera de los pilares a nivel con el suelo, construir pequeñas rampas adosadas por dentro y fuera de los pilones, situar los aliviaderos de los pilares en su cota máxima de tal forma que la lámina de agua llegue hasta el borde superior del pilar, etc…. Con estas sencillas medidas estaremos facilitando el acceso al agua a un buen número de pequeños animales, además de evitar que mueran ahogados muchos de ellos. Un ejemplo significativo es comprobar como en aquellas fuentes que carecen de alguna de estas medidas y tienen algún colmenar cerca, se pueden ver muchísimas abejas ahogadas en su intento por salir del agua, con el consiguiente perjuicio para los apicultores.

  • En la construcción de muros de piedra que sirvan como frontal de la fuente, es recomendable dejar abiertas las juntas. Es decir, que quede el mayor número de huecos posibles –manteniendo siempre la estabilidad y firmeza de la construcción- que rápidamente serán ocupados por invertebrados o herpetos.

  • Siempre que sea posible, la colocación del caño debe estar a una altura sobre el suelo que facilite la acción de beber para las personas. Y, en cualquier caso, debe sobre salir lo suficiente por encima de la lámina de agua del abrevadero, evitando a toda consta que el agua del abrevadero toque o se mezcle con la que fluye por el caño.

  • La repoblación con especies vegetales autóctonas adecuadas en el entorno del abrevadero es otra medida conveniente. Con ello, además de proporcionar sombra al ganado, disminuirían las pérdidas por evaporación en los pilares y protegería a muchas especies de la radiación ultravioleta a la que son muy sensibles las puestas de determinados grupos animales, entre los que cabría destacar a los anfibios. En la ejecución de esta medida habría que priorizar la facilidad de acceso del ganado al agua.

  • En las tareas de mantenimiento y limpieza de los abrevaderos se evitará la limpieza simultánea de todos los pilares, dejando siempre algunos sin limpiar, que servirán de reservorio ecológico para iniciar de nuevo una rápida expansión sobre los pilares acondicionados. Siempre que sea posible y que el lecho de los pilares no afecte a su funcionalidad, se mantendrá sus capa de limos en el fondo.

 
ABREVADEROS EN BALSAS
 
  • Muchas de las balsas que se construyen como abrevaderos para el ganado están sustentadas por una fuente aneja. Por ello, las medidas de construcción expuestas para los abrevaderos en las fuentes serían de aplicación igualmente para las balsas.

  • Debido a las características permeables del suelo o a la escasez de caudales, en la construcción de muchas balsas es necesario impermeabilizar el seno de las mismas. En estos casos, creemos aconsejable cubrir con una capa de al menos 20 cms. de  tierras o gravas (o ambos materiales) la base estanca, consiguiendo una mayor duración de estos materiales impermeables y propiciando el desarrollo de un ecosistema seminatural en el fondo de la balsa.

  • Es importante diseñar el interior de la balsa con planos inclinados, lo más suaves posibles, evitando la paredes verticales en lo posible, dejando siempre al menos un plano inclinado que facilite el acceso y la salida del interior de la balsa. Lo mismo cabría decir para el exterior de la charca. Además de mejorar el acceso del ganado y de otros animales silvestres, se evitarán accidentes.

  • Las balsas con distintas cotas consiguen una amplia gama de profundidades que serán ocupadas por las especies en función de sus requerimientos ecológicos, consiguiendo una mayor número de nichos distintos y, por tanto, una mayor diversidad animal y vegetal.

  • Depositar en el fondo de las balsas elementos irregulares no contaminantes (piedras, troncos, etc..) aumentan el número de distintos espacios y también contribuyen a incrementar la diversidad, siendo el refugio o el sustrato de muchas especies.

  • En las labores de mantenimiento de balsas o estanques se evitarán las limpiezas masivas o totales, desbrozando o desenlodando rodales de tal forma que siempre se mantenga parte de la balsa en su estado seminatural. Siempre que sea posible se evitará el empleo de maquinaria pesada.

 

 

Volver
Siguiente

 

 

 

   
Agrupación Naturalista Esparvel Cuenca
Aptdo. Correos 276 --16080 CUENCA
-C.I.F. 16235764G